jueves, 11 de septiembre de 2014

Con amor y una mesa bonita


 Hay a quien le gusta pasear bajo la lluvia, a quien le gusta ir a darle de comer a las palomas...y luego están a los que nos gusta recibir en casa a su gente. Y es que mi casa tiene un poco de cada uno de ellos, y me gusta recibirlos y que se sientan así, en su casa ¿No os pasa?

Mi madre cuando le digo hoy viene "fulanito",ayer se pasó "pascualín"...me dice que para que me enredo, que vaya ganas...que estoy un poco loca. Y si que es verdad que el antes y el después dan faenilla (quieres tener todo un poco decente, y cuando se van que al menos parezca una cuarta parte de lo que era) pero me encanta!!!!!
También es verdad que al final me gusta recibirlos porque lo que me gusta es estar rodeada de la gente que quiero, y si Mahoma no va a la montaña...la montaña irá a Mahoma, o algo así?? (siempre me da por inventarme un poco los refranes...si no preguntarle a mi marido,jeje..). Por que también se ha de decir...que me encanta que me reciban! Un domingo en casa de los papas con la familia, un viernes noche a hacer una pizza en casa de unos amigos...Y que decir de salir por ahí a darte un gustazo?

Luego están esos días, esos que haces que pasen de ser  un día normal a un día "de 2" , y no por ser solo para 2 deja de ser menos especial... Si vamos a un restaurante no nos gusta que la mesa esté bonita? Y por que en casa no tener lo mismo? que digo lo mismo...mejor! No hay nada como algo hecho por uno mismo.

Y al final todos ellos, venga quien venga, seamos la gente que seamos...tiene una cosa en común:los pequeños detalles, pensar en los gustos de todos e intentar acertar lo máximo posible (aun que con intentarlo me conformo).


Uno de esos pequeños detalles...es decorar con amor la mesa.
Os pongo varios ejemplos:



Este primero es un recurso fácil, colocar una o varias velas en la mesa siempre dan una luz muy agradable y crean un ambiente muy romántico: para una cena en pareja es perfecto, pero también para una cena con amigos.También pueden ser románticas, no?


Este segundo tampoco es complicado: Guardad alguna botella de vino bonita, vistosa, o simplemente alguna que hayáis abierto en una ocasión especial. El día que la queráis lucir le ponéis unas florecitas, un poco de romero u otra hierva aromática,un poco al gusto de cada uno...y tachán! Florero a la vista.
Y por último os enseño este jarrón "temático" que preparé para uno de mis cumpleaños. Como es en otoño y cae cerca de la castañada aproveché unas pocas castañas que nos habían sobrado.
El efecto de burbujas en el agua lo conseguí con bolsas de plástico transparentes, las rompí y las sumergí en el agua, alternando entre ellas las castañas. Finalmente, arriba, coloqué unas velas que después durante la cena encendí.

Esta solo son algunas ideas, como veis facilísimas...perfectas para que cada uno de vosotros las personalicéis a vuestras ocasiones y gustos.
¿Me explicaréis si decidís decorar vuestras mesas como lo habéis hecho?
Espero que os hayan gustado las ideas, y que la próxima vez que pongáis la mesa para vosotros o vuestros invitados..le deis un toque amoroso.

Un besazo! Nos vemos en la próxima con amor y....

Publicar un comentario