domingo, 21 de febrero de 2016

con amor y unos calabacines

Hola!!!

Soy un poco desastrillo, lo sé. Me propuse continuar por aquí  y he vuelto a dejarlo de lado  un poco , pero que nada..que aquí sigo, y seguiré ! Y no os penséis, que cuando me pongo manos a la obra en la  cocina o cuando por ejemplo estas fiestas he vestido nuestra mesa (próximamente) he ido tomando fotos pensando en el blog, Pero ahí se quedan...hasta que un día como hoy que el peque duerme digo: de hoy no pasa!! (veremos cuando tardo en la siguiente entrada, jaja).
No es escusa, he de decir que aun que nos roba mucho tiempo también nos permite hacer muchas cosas como antes, y otras de nuevas. Es una etapa bien bonita. Ahora ya tiene más de 10 meses, y cada día está más divertido.
 Casi ya come de todo, y  cuando cocino pienso en que el podría comer esto, lo otro.poco a poco. Esta receta sin ir más lejos sin las gambas la podría tomar perfectamente (retirando su ración antes de salar a nuestro gusto).
Le encanta entrar en la cocina cuando estoy liada, y asoma su cabecilla como puede para ver que hago. a veces lo "aupo" y le encanta ver en acción las ollas. Tendré un buen pinche!

Como os dije estamos en "operación vamos a cuidarnos un poco que nos toca" y de vez en cuando tienes una comida o cena en casa, o simplemente  quieres salir un poco de la típica comida sana: verdura hervida,purés o ensaladas, y la carne o pescado a la plancha...
Con un poco de imaginación podemos hacer platos muy ricos y resultones sin dejar de que sean bien sanotes.
Un ejemplo es esta receta.

Calabacines rellenos de merluza y gambas

Ingredientes (para 4 personas):

- 8 calabacines redonditos
-2 cebolletas
-1 zanahoria
- 3 cucharadas de tomate triturado
-3 lomos de merluza (yo los he usado congelados, pero bien podría servir los restos de una merluza      que hayáis preparado al horno, a la plancha, hervida. y quien dice merluza dice cualquier otro
 pescado que os guste!)
-250 gr de gambitas (también usé congeladas)
-Aceite de oliva
-Sal
-2 hojas de laurel
-Coñac o vino blanco
-Queso rallado

La noche antes sacáis del congelador el pescado y lo ponéis en la nevera para que se descongele. Si os viene la iluminación el mismo día (a mi me suele pasar) descongeláis en modo descongelar en el microondas, no?
Lo primero que haremos es lavar muy bien los calabacines, ya que nos los vamos a comer con piel. Les cortáis la parte de arriba, le hacéis unos cortecitos y los metéis en el microondas cubiertos con papel transparente pinchado para que les entre el aire. Con 3-4 minutos será suficiente. Yo utilizo un tupper para cocinar al microondas, si tenéis algo parecido para cocinar tipo al vapor también pienso que os puede servir.

Si utilizáis los calabacines "normales" en lugar de estos redondos pues quitáis las puntas, y tenéis dos opciones, cortarlos por la mitad a lo largo o en  3 partes y ponerlos de pie tipo torres.
Yo los he tenido que hacer en 2 turnos porque no me caben todos de golpe, cuando los voy sacando ya los coloco en la bandeja del horno que voy a utilizar para hornearlos.
Los reservamos para que se vayan enfriando.

Picamos bien picadas las cebolletas.  Si queréis podéis usar una picadora que es muy práctica y no os hará llorar.
Ponéis en una sartén un poco alta o una olla baja un  chorro de aceite de oliva, cuando empiece a estar caliente añadís la cebolleta. Saláis (truco de la mama, así va soltando el agua).
Mientras se empieza a dorar picáis la zanahoria, lo mismo, o a cuchillo bien picada o con picadora.
Cuando la cebolla empiece a dorarse incorporáis la zanahoria.


Mientras se pocha vaciamos nuestros calabacines, o con una cuchara de postre o por ejemplo yo utilizo un "saca bolas" (seguramente no se llama así pero me parece gracioso llamarlo así, jaja).

El relleno de los calabacines lo picamos también, en cubitos .
Cuando tenemos dorada la zanahoria y la cebolleta añadimos el calabacín.
Salamos un poco (después ya rectificaremos) y dejamos que se evapore bien el agua que van a ir sacando los calabacines.
Mientras pasa esto, que tarda un poquito, vamos cortando nuestra merluza. Si las gambas son grandecitas también las cortamos un poco.
Incorporaremos el pescado a las verduras cuando casi no quede agua de los calabacines y veamos que se han empezado a dorar.
Removemos bien y dejamos que se cocine el pescado. 2 o 3 minutos será suficiente.
Subimos el fuego cuando creamos que ya está en su punto y añadimos un chorro generoso de coñac  o vino blanco (o un poco de los 2).
No dejamos de remover para que no se agarre en la sartén nuestro sofrito , y después de 2 o 3 minutos que se habrá evaporado el alcohol volvemos a bajar el fuego.
Añadimos entonces el tomate triturado (también puede usarse tomate frito) y la hojas de laurel.
Dejaremos que haga "xup xup" unos 5 minutos.
Probamos y rectificamos de sal si fuera necesario.
Ya tenemos listo nuestro relleno!
Ahora rellenamos nuestros calabacines, les ponemos un poco de queso rallado por encima y a gratinar!

Yo utilizo gratinador y calor por abajo, y en 10 minutos como mucho los tendremos listos, depende de la potencia de cada horno así que ves controlando.
Así es como quedan. Mmmm!!!



Variantes?
Muchas!!
Con carne picada en lugar de pescado también quedan riquísimos, o con pollo. O con atún en lata.
Para vegetarianos: añadir más verduras al sofrito en lugar del pescado,pimiento,champiñones,berenjena... Veganos? Sustituir el queso por pan rallado.
Si es que no hay excusas para no atreverse con esta receta tan fácil!!

Espero que os gusten mucho.

De regalo os dejo un postre fácil y con mucho mucho amor.


Cogemos unas fresas, con un cortapastas en forma de corazón sacamos un trozo. El trozo que hemos sacado lo partimos por la mitad para hacer "tapones". Rellenamos el hueco con crema de cacao. Algunos los tapamos otra vez con nuestros tapones, y otros los dejamos al descubierto. Yo les he puesto fideos de colores a estos para hacerlos un poco más divertidos. Los tapones que nos sobran los dejamos sueltos como decorando.

Hasta la próxima!! un besote con amor y...!!!


Publicar un comentario